Artículos

La primera revista de las etapas de Folies Bergère

La primera revista de las etapas de Folies Bergère


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Una vez que una sala para operetas, pantomima, reuniones políticas y vodevil, el Folies Bergère en París presenta una revista elaborada con mujeres en trajes sensacionales. La popular "Place aux Jeunes" estableció a Folies como el principal lugar de vida nocturna de París. En la década de 1890, el Folies siguió el gusto parisino por el striptease y rápidamente se ganó una reputación por sus espectaculares espectáculos de desnudos. El teatro no reparó en gastos, organizó revistas que incluyeron hasta 40 decorados, 1,000 disfraces y un equipo fuera del escenario de unas 200 personas.

El Folies Bergère se remonta a 1869, cuando se inauguró como una de las primeras grandes salas de música de París. Produjo ópera ligera y pantomimas con cantantes desconocidos y resultó un rotundo fracaso. El mayor éxito se produjo en la década de 1870, cuando el Folies Bergère representó el vodevil. Entre otros artistas, los primeros espectáculos de vodevil incluían acróbatas, un encantador de serpientes, un canguro de boxeo, elefantes entrenados, el hombre más alto del mundo y un príncipe griego que estaba cubierto de tatuajes supuestamente como castigo por intentar seducir a la hija del Sha de Persia. Se permitió al público beber y socializar en el jardín interior del teatro y en el paseo marítimo, y el Folies Bergère se convirtió en sinónimo de las tentaciones carnales de la capital francesa. En el Folies se colocaron pinturas famosas de Édouard Manet y Henri de Toulouse-Lautrec.

En 1886, Folies Bergère pasó a una nueva dirección, que, el 30 de noviembre, organizó el primer espectáculo de music hall de estilo revista. La “Place aux Jeunes”, con coristas escasamente vestidas, fue un éxito tremendo. Las mujeres de Folies se vestían cada vez menos a medida que se acercaba el siglo XX, y el vestuario y los decorados del espectáculo se volvieron cada vez más escandalosos. Entre los artistas que se iniciaron en el Folies Bergère se encontraban Yvette Guilbert, Maurice Chevalier y Mistinguett. La bailarina y cantante afroamericana Josephine Baker hizo su debut en Folies en 1926, bajada del techo en una esfera cubierta de flores que se abrió en el escenario para revelarla con un tanga adornado con plátanos.

El Folies Bergère siguió siendo un éxito durante todo el siglo XX y todavía se puede ver en París en la actualidad, aunque el teatro ahora presenta muchos conciertos y representaciones convencionales. Entre otras tradiciones que se remontan a más de un siglo, el título del programa siempre contiene 13 letras e incluye la palabra "Folie".


Nacido en Brighton en 1882 como Emily Strahan Cager, [3] la hija ilegítima de la empleada doméstica Emily Cager [4] y criada en Londres, llegó como bailarina en una de las primeras compañías de Tiller Girls en visitar París en el momento de la Exposición Universal de 1900 y nunca se iría de nuevo. Su carácter animado en el escenario y su acento inglés mientras hablaba francés divirtieron enormemente al público en el Folies Bergère. [1] Adoptó el nombre artístico de Aimée Campton y conoció al actor Charles Prince (nombre real Charles Ernest René Petitdemange) con quien se casó en París el 20 de diciembre de 1900. [5] [6] Menos de dos meses después, en febrero de 1901, su única nació su hija Renée Petitdemange (1901-1993). La pareja se divorció en abril de 1905. [7]

Campton apareció en una serie de 'papeles de calzones', [8] incluso en la revista Entente Cordiale (1905) de Robert de Flers, en la que interpretó a un Lord británico junto a Mlle Marie Marville como Madame de France en el Théâtre des Capucines. Durante 1904 a 1907 estuvo en el Moulin Rouge, en 1904 en la revista La Revue du Moulin con música de Gustave Goublier, y en 1907 en la opereta El torero. En 1906 ella estaba en Une Revue au Palais-Royal, mientras que en 1907 actuó en la comedia Souper d’Adieu en el Théâtre des Capucines. De 1907 a 1910 estuvo en la revista anual Folies Bergère de Flers. Con Louis Maurel cantó 'Entrevue de Marienbad' en el Folies Bergère, que fue grabada y que delata su acento inglés mientras canta en francés. Aproximadamente en 1908 Campton apareció en la revista Pomme d’amour mientras que en 1911 estuvo en el Théâtre des Ambassadeurs. Entre octubre de 1911 y febrero de 1912 actuó junto a René Hervil en el Théâtre des Capucines de Et voilà! por Robert Dieudonné y ¡Suavemente! de Hugues Delorme. Al año siguiente, la elegiría como protagonista de su Maud serie de películas. [8] Durante 1911 a 1913 Campton estuvo en La Cigale en La revue sans culotte (1911) la comedia Señorita Alice des P.T.T. por Tristan Bernard (1912-1913) y en En escena ... mon presidente (1913), ambos con Maurice Claudius como su compañero en el escenario. En 1913 actuó en revistas del Théâtre Marigny, incluso en La revue de Marigny de André Barde y Michel-Antoine Carré. [1] De 1912 a 1915 estuvo en sets de filmación para el estudio Urban-Eclipse en París, donde creó el papel principal en la Maud serie bajo la dirección de René Hervil. Maud fue una de las pocas series de cómics de la época en Francia en representar un personaje principal femenino. [8]

En 1917 Campton apareció en Ou Campe-t-on? en el Théâtre des Capucines en una revista cuyo título era un juego de palabras con su nombre, demostrando su fama en este momento. Después de la Primera Guerra Mundial, la carrera de Campton comenzó a fracasar. En 1921 tuvo un papel secundario en la revista Ça va? en el Théâtre de Paris, mientras que en 1922 fracasó en el papel principal de la revista Va l’dire à… ¡Gênes! en La Cigale, y algunos críticos creían que su pobre dominio del idioma francés había sido un obstáculo que el público al principio de su carrera había encontrado encantador. En 1923 apareció en Blanc et Noir en el Théâtre des Variétés y ese mismo año en el mismo teatro tuvo un papel secundario en Un Jour de Folie de André Birabeau. Tras estas apariciones se retiró de los escenarios. [1] [8]

Algún tiempo después de su divorcio de Charles Prince se casó con Paul Derval, [1] [9] [10] director y propietario de Folies Bergère y apareció aquí regularmente antes de dejar gradualmente de actuar en el escenario. Fue en su casa de la rue Alphonse-de-Neuville en el distrito 17 de París donde murió en 1930 a la edad de 48 años tras una larga enfermedad de cáncer.

Aimée Campton fue enterrada el 25 de noviembre de 1930 en la bóveda de la familia Derval en el cementerio de Montmartre, después de una ceremonia religiosa en la Iglesia de San Francisco de Sales en París. [11] En 1931 se subastaron sus joyas, pieles, anillos y collar de 95 perlas. [1]


Revista

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Revista, forma ligera de entretenimiento teatral que consiste en actos no relacionados (canciones, bailes, parodias y monólogos) que retratan y, a veces, satirizan a personas y eventos contemporáneos.

Originariamente derivada de las ferias callejeras francesas de la Edad Media, en las que los acontecimientos del año se pasaban en revista de historietas, la revista francesa en su forma actual data de principios del siglo XIX. Fue desarrollado por primera vez en el Théâtre de la Porte-Saint-Martin en París por C.-T. y J.-H. Cogniard con su Folies Marigny más tarde, en Folies-Bergère y otros lugares de entretenimiento, la revista fue el vehículo de estrellas como Yvette Guilbert y Maurice Chevalier.

La revista inglesa se convirtió, por un lado, en una exhibición de vestuario y un espectáculo con poco material de actualidad, alcanzando su punto máximo en las producciones del Court Theatre de la década de 1890. Por otro lado, el Revistas de André Charlot En la década de 1920, los hermosos espectáculos en el Hipódromo de Londres, y especialmente las representaciones en el Teatro de los Embajadores de Sir Charles Cochran, fueron más íntimos y enfatizaron la conversación inteligente y la actualidad. Revistas de tipo club íntimo, como las del Gate Theatre y las famosas Revuedeville del Windmill Theatre, jugó un papel importante en mantener la moral de los londinenses durante los bombardeos alemanes de 1940.

En los Estados Unidos, El espectáculo que pasa, producido por primera vez en Nueva York en 1894, inspiró al productor Florenz Ziegfeld en 1907 a iniciar el 24 anual Locuras de Ziegfeld, generalmente construido alrededor de una personalidad estrella. George White y su anual Escándalos poner más énfasis en los comediantes y las niñas y menos en el espectáculo por sí mismo. Las revistas más modestas fueron las Revistas de caja de música los Pequeños espectáculos de Dwight Wiman Los Garrick Gaities Los Dandies de Chocolate de Noble Sissle y Eubie Blake la Depresión Hormigueo de 1937, producido por el Sindicato Internacional de Trabajadoras de la Confección de Mujeres con un elenco de miembros del sindicato Hellzapoppin (1938) y el espectáculo posterior a la Segunda Guerra Mundial organizado por soldados que regresaban, Llámame señor.

Revues recibió un apoyo entusiasta hasta mediados del siglo XX, cuando la competencia de radio, cine y televisión consignó el ingenio, los bocetos y los monólogos de actualidad de la revista principalmente en pequeños clubes nocturnos y teatros de improvisación.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Richard Pallardy, editor de investigación.


La primera revista de las etapas de Folies Bergère - HISTORIA

Una vez que una sala para operetas, pantomimas, reuniones políticas y vodevil, el Folies Bergère en París presenta una revista elaborada con mujeres en trajes sensacionales. La popular "Place aux Jeunes" estableció el Folies como el principal lugar nocturno de París. En la década de 1890, el Folies siguió el gusto parisino por el striptease y rápidamente se ganó una reputación por sus espectaculares espectáculos de desnudos. El teatro no reparó en gastos, organizó revistas que incluyeron hasta 40 decorados, 1,000 disfraces y un equipo fuera del escenario de unas 200 personas.

El Folies Bergère se remonta a 1869, cuando se inauguró como una de las primeras grandes salas de música de París. Produjo ópera ligera y pantomimas con cantantes desconocidos y resultó un rotundo fracaso. El mayor éxito se produjo en la década de 1870, cuando el Folies Bergère representó el vodevil. Entre otros artistas, los primeros espectáculos de vodevil incluían acróbatas, un encantador de serpientes, un canguro de boxeo, elefantes entrenados, el hombre más alto del mundo y un príncipe griego que estaba cubierto de tatuajes supuestamente como castigo por intentar seducir a la hija del Sha de Persia. Se permitió al público beber y socializar en el jardín interior del teatro y en el paseo marítimo, y el Folies Bergère se convirtió en sinónimo de las tentaciones carnales de la capital francesa. En el Folies se colocaron pinturas famosas de Édouard Manet y Henri de Toulouse-Lautrec.

En 1886, Folies Bergère pasó a una nueva dirección, que, el 30 de noviembre, organizó el primer espectáculo de music hall de estilo revista. La "Place aux Jeunes", con coristas escasamente vestidas, fue un gran éxito. Las mujeres de Folies se vestían cada vez menos a medida que se acercaba el siglo XX, y el vestuario y los decorados del espectáculo se volvieron cada vez más escandalosos. Entre los artistas que se iniciaron en el Folies Bergère se encontraban Yvette Guilbert, Maurice Chevalier y Mistinguett. La bailarina y cantante afroamericana Josephine Baker hizo su debut en Folies en 1926, bajada del techo en una esfera cubierta de flores que se abrió en el escenario para revelarla con un tanga adornado con plátanos.

El Folies Bergère siguió siendo un éxito durante todo el siglo XX y todavía se puede ver en París en la actualidad, aunque el teatro ahora presenta muchos conciertos y representaciones convencionales. Entre otras tradiciones que se remontan a más de un siglo, el título del programa siempre contiene 13 letras e incluye la palabra "Folie".

El desastre Achille Lauro se hunde cerca de Somalia, 1994 Interés general Winston Churchill nació, 1874 Meteorito golpea a una mujer de Alabama, 1954 Brady Bill se convirtió en ley, 1993 Hollywood Jeopardy! finaliza la racha de victorias récord de los concursantes, 2004 Nace el literario Mark Twain, 1835 Música Los éxitos más grandes de Elton John alcanzan el n. ° 1, 1974 Old West Harvey "Kid Curry" Logan sentenció, 1902 Truman presidencial se niega a descartar armas atómicas, 1950 Nace el entrenador de fútbol deportivo Bill Walsh, 1931 Guerra de Vietnam McNamara advierte a Johnson que los comunistas están ganando fuerza en Vietnam del Sur, 1965 Proyecto de artículos de Vietnam del Sur para la nueva constitución, 1966 McCarthy para ingresar a las primarias presidenciales demócratas, 1967 La Casa Blanca anuncia que no se retirará por completo hasta que se firme el acuerdo final de tregua. 1972 El ministro de Relaciones Exteriores alemán de la Primera Guerra Mundial celebra la revolución en Rusia, 1917 La URSS de la Segunda Guerra Mundial ataca a Finlandia, 1939

Folies-Bergère

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Folies-Bergère, Sala de música parisina y teatro de espectáculos de variedades que es una de las principales atracciones turísticas de Francia. Tras su apertura en un nuevo teatro el 1 de mayo de 1869, el Folies se convirtió en una de las primeras grandes salas de música de París. Durante sus primeros años presentó un programa mixto de opereta y pantomima, con el reconocido mimo Pierre Legrand interpretando esta última.

En 1887, la revista muy popular de Folies titulada "Place aux Jeunes" la estableció como el principal local nocturno de París. En la última década del siglo XIX, el repertorio del teatro incluía comedias y revistas musicales, operetas, bocetos de vodevil, obras de teatro, ballets, bailarines excéntricos, acróbatas, malabaristas, equilibristas y magos. Cuando la moda de la desnudez se apoderó de las salas de música de París en 1894, el Folies la elaboró ​​hasta tal punto que la reputación del teatro de exhibiciones sensacionales de desnudez femenina llegó a eclipsar sus otras actuaciones.

El Folies alcanzó fama internacional bajo la dirección de Paul Derval (de 1918 a 1966). Organizó una serie de espectáculos suntuosos y grandiosos con hermosas mujeres jóvenes que desfilaban en un estado de casi desnudez (a pesar de sus llamativos trajes) contra fondos exóticos. Tanto los parisinos como los turistas también se sintieron atraídos por los cantantes, acróbatas y bocetos dramáticos que componían el resto del programa. El Folies ha mostrado el talento de muchos de los grandes animadores y artistas de music-hall de Francia desde finales del siglo XIX. Entre ellos se encuentran Yvette Guilbert, Mistinguett, Fernandel, Josephine Baker y Maurice Chevalier.

El Folies-Bergère fue dirigido por Hélène Martini desde 1974. Cada uno de sus espectáculos requiere alrededor de 10 meses de planificación y preparación, 40 decorados diferentes y entre 1000 y 1200 trajes diseñados individualmente. Los títulos de todos los espectáculos de Folies desde finales de la década de 1880 constan cada uno de un total de 13 letras.


Las actuaciones de Folies-Bergere a menudo sorprendían pero siempre encantaban al público del siglo XIX

30 de noviembre de 1886. Bajo una nueva dirección, el salón de música Folies-Bergere en 32 Rue Richer en las estribaciones de Montmartre estrenó su primera producción extravagante de estilo revista. Noble Place aux Jeunes, contó con chicas del coro con trajes extravagantes que transformaron el lugar en un exitoso punto de acceso.

El Folies-Bergere a menudo sorprendía a su público del siglo XIX, pero siempre los deleitaba con una amplia gama de artistas de vanguardia, desde bailarines de vanguardia hasta comediantes, trapecistas e incluso la cantante mejor pagada del momento.. Incluía una larga lista de artistas de renombre mundial y las carreras engendradas de muchos más. Las actuaciones, así como la robusta escena social, inspiraron a muchos pintores e ilustradores famosos. Entre ellos se encontraban Edouard Manet, Toulouse-Lautrec y Jules Cheret.

Montmartre era el centro de la vida nocturna parisina, formando equipo con discotecas irreverentes. Artistas, escritores, intelectuales y estudiantes acudieron en masa a la zona por su vida nocturna. Clubes temáticos como Los cabarets del cielo y el infierno atraían a grandes multitudes. La popularidad de Folies-Bergere se asomó entre las décadas de 1890 y 1920, pero sigue siendo un lugar nocturno popular hasta el día de hoy.

Unos pocos Folies-Bergere Hechos que te pueden gustar

2 de mayo de 1869: El lugar se abrió como Folies Trevise después de la calle junto a la puerta del escenario. Duc de Trevise, que dio nombre a la calle, no estaba contento de que su nombre se asociara con un teatro, por lo que se cambió. Folies Richer fue el siguiente, pero también fue rechazado porque era un apellido. Bergere era una calle cercana. Significa & # 147pastora & # 148 y no era un apellido, así que se quedó.

En estos primeros días, el teatro era popular, pero apenas un éxito rotundo. El entretenimiento incluyó conciertos dirigidos por compositores famosos como Charles-Fran & ccedilois Gounod y Charles-Camille Saint-Sa & eumlns, ópera cómica, operetas, música contemporánea, cabaret, actos acrobáticos y de gimnasia.

1871: Folies-Berg y egravere se convirtió en un lugar de encuentro político. Leon Sari asumió la propiedad tras la guerra franco-prusiana. Su remodelación incluyó la instalación de un paseo y un jardín interior con una fuente central.

1882: & Eacutedouard Manet pintado Un bar en el Folies-Berg y egravere. La camarera era una persona real conocida como Suzon. Trabajó allí a principios de la década de 1880. Manet la posó en su estudio para este cuadro, que representa una noche típica en el club. Note la audiencia reflejada en el espejo.

Parecen estar mirando al trapecista cuyas zapatillas verdes aparecen en la esquina superior izquierda. (Nos gusta pensar que Zazel, la primera bala de cañón humana, inspiró esas zapatillas verdes).

1886: & Eacutedouard Marchand presentó su concepto de revista de music hall. Con sus trajes elaborados y típicamente escasos, el club floreció.

Folies-Bergere Proporcionó un escenario para innumerables artistas

La lista de animadores que trabajaron en ese escenario es larga. A continuación se presentan algunos aspectos destacados.

Loie Fuller (15 de enero de 1862 & # 150 1 de enero de 1928) fue un ingenioso artista escénico. Según DanceHeritage.org: Sus extraordinarios bailes combinaron ondulantes telas de seda con iluminación multicolor y técnicas de puesta en escena visionarias de su propio diseño. Sus actuaciones inspiraron a muchos artistas, incluidos Toulouse-Lautrec y Jules Cheret.

Yvette Guilbert- (20 de enero de 1865 & # 150 3 de febrero de 1944) fue un cantante famoso con un estilo innovador. Por lo general, vestía de color amarillo brillante con largos guantes negros. Se quedó casi perfectamente quieta mientras cantaba, con la excepción de los gestos salvajes con sus largos brazos.

Si bien algunos críticos tuvieron un día de campo con su estilo incómodo, ella se convirtió en la favorita de artistas como Toulouse-Lautrec. Los monólogos de su estilo de golpeteo eran a menudo obscenos.

Mistinguett- (3 de abril de 1875 & # 150, 5 de enero de 1956) También era una de las artistas favoritas con las piernas aseguradas por 500.000 francos. En un momento fue la artista femenina mejor pagada del mundo. Ella y Maurice Chevalier tuvieron un doble acto en Folies-Berg y egravere así como una aventura de mucho tiempo.

Y la lista continúa & # 133

Una famosa intérprete de años posteriores, Josephine Baker apareció en & # 147La Revue Negre & # 148 con su minúscula falda hecha de plátanos.

Solo algunos entre los muchos otros grandes nombres: Charlie Chaplin, W.C. Fields, el comediante mexicano Cantinflas, Frank Sinatra y el boxeador Sugar Ray Robinson se encontraban entre las personalidades del mundo del espectáculo que hicieron apariciones.

Racing Nellie Bly
Secretos victorianos de notas a pie de página en la historia
Conoce el pasado para inventar el futuro


Historia

El 2 de mayo de 1869 se inauguró el establecimiento (operetas, ópera cómica, canciones populares) bajo el nombre de "Folies Trévise" (se encuentra en la esquina de la Rue de Trévise ). El 13 de septiembre de 1872, pasó a llamarse "Folies Bergère" después de la Rue Bergère en el barrio, porque el duque de Trévise protestó contra el uso de su apellido para un teatro de variedades.

Poco después del inicio, el propietario del local recién inaugurado recordó una de las peculiaridades nacionales del programa de variedades francés: la apuesta por el erotismo. Creó la forma de variedad que debería considerarse "típicamente francesa" en el futuro, la Gran espectáculo . Bajo la impresión de las revistas anuales, que gozaron de gran popularidad en algunos teatros, puso en escena la primera revista adaptada a la profesión, que se estrenó el 30 de noviembre de 1886 y costó la increíble suma de 10.000 francos en ese momento. Los programas estuvieron llenos de muchos números espectaculares: hombres fuertes, domadores de leones, pantomimas grotescas, doma de elefantes, espectáculos de anormalidades y combates de lucha libre. Pero incluso eso no pudo atraer a la audiencia de manera permanente y regular a las actuaciones. Por ello, se organizaron entradas gratuitas para las mejores prostitutas de la ciudad, que les dan derecho a pasear por los vestíbulos cada dos semanas. No se permitieron ofertas ofensivas, pero se permitió un alentador movimiento de cabeza. Paul Derval, director del Folies Bergère durante mucho tiempo, escribió en sus memorias: “Este ingenioso sistema se ha probado muy bien durante varios años. Todo parisino sabía que las damas del paseo eran de virtudes fáciles y que representaban la flor y nata de su profesión. en resumen, el paseo de Folies Bergère era conocido como el mejor mercado del amor de la ciudad. "

El período que siguió, aproximadamente desde principios de la década de 1920 hasta mediados de la de 1930, con sus fastuosas revistas, fue el apogeo de los programas de variedades franceses. Las grandes casas como “Casino de Paris”, “Lido”, “Moulin Rouge” o “Folies Bergère” experimentaron un enorme repunte gracias a la revista.

Muchos artistas famosos han hecho apariciones especiales en Folies Bergère. Entre otras cosas, una sensación en 1926 fue la “perla negra” Joséphine Baker con su estimulante “danza del plátano”, en el que solo lució una falda hecha de plátanos en la pieza. La Folie du Jour (tanto como "locura diaria / locura del día") - de lo contrario Nada. Con este traje, el bailarín aparecía a menudo en el escenario del "Folies Bergère", como la encarnación de los "Locos años veinte". El 2 de octubre de 1925 comenzó su gran carrera en el Théâtre des Champs-Élysées de París, donde se hizo mundialmente famosa casi de la noche a la mañana por su baile erótico, en el que también estaba casi desnuda. Rápidamente se convirtió en la artista estadounidense de mayor éxito en Francia, mientras que en Estados Unidos sufrió prejuicios raciales.


30 de noviembre: ¿Sabías?


¿Sabías que en este día de 1700, un ejército sueco de 8.500 hombres bajo el mando de Carlos XII, conocido en Suecia como El Rey Guerrero, derrota a un ejército ruso mucho más grande en Narva? 18 años después, en 1718, Carlos XII muere durante un asedio a la fortaleza Fredriksten en Noruega. ¿Y sabías que en este día de 1786 Peter Leopold Joseph of Habsburg & # 8211Lorraine, Gran Duque de Toscana, promulga una reforma penal que convierte a su país en el primer estado en abolir la pena de muerte? En consecuencia, 300 ciudades de todo el mundo conmemoran el 30 de noviembre como el Día de las Ciudades por la Vida.

También fue en este día en 1872 el primer partido de fútbol internacional se lleva a cabo en Hamilton Crescent, Glasgow, entre Escocia e Inglaterra, en 1886 el Folies Bergère organiza su primera revista, en 1936, en Londres, el Crystal Palace es destruido por incendio y en 1947 la Guerra Civil de 1947-1948 en la Palestina Mandataria comienza ese día, lo que lleva a la creación del estado de Israel.

En este día de 1954, en Sylacauga, Alabama, Estados Unidos, el meteorito Hodges se estrella contra un techo y golpea a una mujer que toma una siesta por la tarde en el único caso documentado de un ser humano golpeado por una roca desde el espacio, en 1982 Michael Jackson & # 8216s Novela de suspenso, el álbum más vendido de todos los tiempos, se lanza y en 2004 desde hace mucho tiempo ¡Peligro! el campeón Ken Jennings de Salt Lake City, Utah finalmente pierde, dejándolo con US $ 2.520.700, la televisión y las mayores ganancias en programas de juegos.

Algunos cumpleaños que quizás desee recordar en este día son Jonathan Swift, escritor y satírico irlandés (1667-1745), Mark Twain, escritor estadounidense (1835-1910), Sir Winston Churchill, Primer Ministro del Reino Unido, Premio Nobel (1874). -1965), Ridley Scott, director de cine británico (1937), Billy Idol (nacido como William Michael Albert Broad), músico británico (1955), Gary Lineker, futbolista inglés (1960), Ben Stiller, actor estadounidense (1965) y Clay Aiken , Cantante estadounidense (1978).

¿Necesita una razón para levantar una copa de champán en este día? ¿Por qué no unirse a la celebración del Día de las Ciudades por la Vida (Internacional), el Día de San Andrés y # 8217 (Escocia) o el Día de Regina Mundi (Sudáfrica)?


¡Vive les Folies Bergere!

El famoso music hall que se volvió tan sinónimo de París y un hito tan familiar en la ciudad como la Torre Eiffel, que había sobrevivido durante más de cien años, incluidas las dos guerras mundiales, se vio obligado a cerrar sus puertas debido a problemas financieros. Ahora el Folies Bergere, en la rue Richer, ha vuelto a abrir en todo su esplendor anterior. Atrás, sin embargo, quedó el tradicional espectáculo descarado con sus coristas desnudas que recientemente se habían vuelto cansadas y cutres y más un lugar frecuentado por hombres de negocios hastiados que una atracción para los espectadores y visitantes exigentes. En su lugar ha venido una nueva y brillante revisión contemporánea que da un golpe satírico a la tradición del cabaret. Josephine Baker, Maria Callas, Mistinguett y Michael Jackson están entre las estrellas evocadas en el escenario, una diminuta cantante al estilo de Edith Piaf luce y suena como esa gran cantante francesa, mientras que lo más destacado de la línea del coro está en el drag. The Folies ahora ha encontrado una fórmula ganadora con lo mejor del pasado y el presente en un espectáculo que es a la vez estimulante y moderno, que ofrece un entretenimiento familiar ideal.

La historia del Folies es en sí misma fascinante. En el lugar donde hoy se encuentra el music hall había durante el siglo XVI una modesta casa situada en medio de un pequeño campo, a través del cual fluía un encantador río llamado La Grande-Bateliere. El ocupante de la casa era un monje alegre y solitario al que le gustaba el buen vino. Sintiendo que se acercaba la muerte y que probablemente sería absuelto de sus pecados, legó su propiedad al Hospice Quinze-Vingts.

Entre 1606 y 1805 los terrenos se alquilaron a jardineros. Alrededor de 1860 se construyó una gran tienda de ropa de cama llamada Aux Colonnes d'Hercule, pronto apodada Sommier Elastique (Elastic Spring). En 1867 la revista Album des Theatres decía en su número de diciembre: «¿Es cierto que se erigirá una nueva sala de espectáculos en la rue Richer junto a Aux Colonnes d'Hercule? Los contratistas de la construcción ya han comenzado su trabajo. Abre sus puertas a finales de enero con un nuevo espectáculo con drama lírico, opereta-fantasía, letras, pantomimas, cancioncillas cómicas y gimnasia. Se titulará Les Folies-Trevise, casi provocando un infarto al duque de Trevise ». Aunque el music hall fue uno de los primeros de su tipo que se abrió en París, en 1869, dejó al público indiferente. Durante el asedio de París en 1870, la sala se utilizó para reuniones políticas. Habiéndose proclamado la Comuna el 21 de marzo de 1871, un Sr. Durecu reabrió con PLM, una revista de Henri Buguet, interpretada por una compañía improvisada. Durecu cerró diez días después.

En 1875 se comenzó a trabajar en los arreglos de una magnífica sala que se ubicaría donde fluía la Grande-Bateliere. El nuevo Folies era digno de ser comparado con la ilustre Alhambra de Londres y en el mismo estilo. Todas las tardes a las ocho de la noche se realizaban una amplia variedad de espectáculos: operetas, interludios, pantomimas gimnásticas, ballets y canciones. En el Folies no se desperdició espacio. Durante las actuaciones, el público podía ir y venir del auditorio a la sala y al bar. Pero el aspecto más importante del Folies era su salón, decorado de manera impresionante con plantas y fuentes que le daban un aspecto oriental. El ambiente general, con cosas que suceden constantemente, fue bien documentado por el escritor Joris-Karl Huysmans en su Croquis Parisiens. «El jardín con sus galerías, sus soportales tallados groseramente en madera, con tintes de rojo ocre y dorado, su techo de tela decorado con pompones, sus falsas fuentes de Louvoirs le dan el aspecto de la Rue Montesquieu».

The Folies presentó los programas más extraordinarios jamás vistos en París en 1886: Los hermanos Isola (ilusionistas), Nala Damajenti (encantador de serpientes), compañía Zulu (Zulus real), un canguro de boxeo, luchadores, Ira Paine (tirador estadounidense), Sampson ( ¡Un rompecadenas!), el Capitán Costentenus (tatuado con trescientos veinticinco animales), los Scheffers (acróbatas), Baggenssen (payaso excéntrico) y Little Tich (la famosa estrella del music hall inglés). La mayoría de las estrellas de 'Car Conc' cantaron en el Folies, a saber, Paulus, Polin, Yves Guilbert, Polaire y Gaby Deslys.

Una fecha clave en la historia del Folies fue el 30 de noviembre de 1886, pues fue en ese día cuando se representó la primera revista real. La primera personalidad importante en aparecer fue Maurice Chevalier, que tenía solo veintiún años en 1909 cuando fue fichado por tres temporadas consecutivas. Por la primera temporada le pagaron 1.800 francos y durante las dos temporadas siguientes consecutivamente 2.000 y 2.500 francos. "La gerencia me ofreció la oportunidad de hacer un número vocal para un nuevo espectáculo, que sería el inicio de la temporada, antes de la gran revista del invierno", dijo. Dado que los Folies nunca contrataron cantantes franceses, fue un honor increíble. Hicieron una excepción a la regla debido a mi estilo particular donde el baile y el deporte se mezclan con cancioncillas ”.

Fue un fracaso total. Al día siguiente, en el periódico Figaro, Fernand Noziere escribió: '¿De dónde vino este hombre desgarbado? ¿Quién empleó este patético cómic, actuando entre artistas de alta calidad? ¡Y encima de eso extremadamente vulgar!

En 1911, los Folies emplearon a Mistinguett para dirigir la revista. Fue durante una escena titulada 'la valse renversante' ('el vals inverso') que 'Miss' encontró a la compañera ideal en Chevalier. La escena terminó con la pareja cayendo al escenario donde continuaron bailando el vals entrelazados. Un año después regresaron Miss y Chevalier. Esta vez el payaso excéntrico, Grock, y su compañero, Antonett, formaban parte del 'Caf'Conc'. Mistinguett y Chevalier volvieron de nuevo, en 1916 en plena guerra, como firmes favoritos del Folies.

Cuando Paul Pitron, conocido como Derval, asumió el cargo en 1916, el music hall de la rue Richer estaba experimentando más que algunas dificultades. Este hombre de teatro decidió que sus revistas, todas escritas por Louis Lemarchand, serían tan suntuosas como las de sus competidores, en particular el Casino de Paris más adelante. En lugar de emplear estrellas ilustres, concentró sus esfuerzos en la pompa del vestuario, la decoración y los efectos especiales en el escenario. Quería ser muy selectivo con respecto al empleo de la compañía de chicas, y estas debían ser preferiblemente inglesas. Lo mismo sucedió con los desnudos: 'Ah, estas mujeres desnudas', dijo Derval, 'Si no las tuviera, podría cerrar'.

La 'Perla Negra', de Josephine Baker, posiblemente el mayor descubrimiento del Folies, fue en 1926 la locura de la época. Derval estaba totalmente admirado por esta "maravillosa joven, hecha como una tanagra prendiendo fuego a los suelos del teatro de los Campos Elíseos". La contrató de inmediato. En el clímax del espectáculo, 'una inmensa esfera florecida descendió de las moscas en medio de los músicos. Josephine apareció semidesnuda en un espejo. Cuando la esfera florecida se abrió en dos bailó y luego la esfera volvió a cerrarse, lentamente tirada por cables hacia la cúpula del teatro ', en palabras de Derval. Al año siguiente, Josephine volvió a protagonizar. Fue otro triunfo para ella de nuevo, con solo un toque de locura.

Después de dieciséis años de ausencia, Miss regresó en 1933 a Folies en Folie. 'Ella es considerada una propiedad nacional. ¿Todavía tiene esa forma de caminar que nos recuerda a Rejane, sus piernas largas, dientes bellamente formados, su sonrisa alegre y mirada sentimental?, Escribió Colette en el periódico Le Matin. 'Sí, aquí estoy, sí soy yo y aquí vengo', cantó Mistinguett en lo alto de los escalones frente a una ovación de pie. After this triumphant entry poor Fernandel had a tough act to follow! But Josephine was not away for long -- in 1936 Derval brought her back from New York.

During the Second World War the Germans occupied the Folies and wanted to put in their own artists. In order to gain time the administration hastily set up a revue on July 31, 1940. Four revues were staged there during the war. Finally Charles Trenet integrated the troupe in 1944 in the revue Folie de rhythme.

In 1949 Josephine was the centre of attention. The 'Queen' of the Folies was then forty-three years old. This was her last appearance and farewell to the public, a public that had held her in adulation since 1926.

Derval died in 1966 and in August 1974 his widow handed over the running of the theatre to Helene Martini, known as 'the Empress of the Night'. She was the owner of numerous cabarets and director of the Mogador Theatre. Twenty-five years before she had started work as a model at the Folies Bergere! Let's hope she can keep the spirit of this great music hall burning bright for many years to come.


The Folies Bergère Stages First Revue - HISTORY



Las Vegas Showgirls
The History of Las Vegas Showgirls

Margaret Kelly Leibovici (Miss Bluebell) created the Bluebell Girls in 1932. They began performing at Folies Bergere, where Miss Bluebell performed since 1930. She began a collaboration with Donn Arden on shows at the Paris Lido in 1947, making the Bluebells the sole stars of the show. By the 1950s, the Bluebells were a worldwide organization. Miss Bluebell had permanent troupes in Paris and Las Vegas, as well as touring troupes throughout Europe, Africa, and the Far East.

In the 1950s, the casinos in Las Vegas began attempting to top each other by making their shows as lavish and memorable as possible. This is where the enormous headdresses and exquisite costuming ideas came from. During this time, the showgirl became the unofficial icon of Las Vegas. Several of the French Revues came to Las Vegas in the 1960s, including Folies Bergere and Lido de Paris. The Lido was wildly successful and ran for 31 years. In the 1950s and 1960s, there were showgirls in every hotel and casino on the strip.

Showgirls originally danced around the headliners as background. It wasn't until later that the showgirls became the attraction and stars of the show. This began to take shape in the late 1950s with Donn Arden's Lido de Paris at the Stardust, Jack Entratter's Copa Girls at the Sands, and Harold Minsky's Follies at the Desert Inn. Jack Entratter had the largest entertainment budget. His shows set the bar for the competitors on the strip.

The Copa Girls were the premier attraction until Minsky introduced the first topless showgirls in Vegas at the Dunes, in 1957. Minsky's inspiration was modeled on Parisian nightclub shows. The productions and salaries grew with each show. The entertainment budget was justified because free entertainment that lasted all night encouraged the guests to do the same. These successes continued through the 1960s and then began to fall.

The growth stalled in the 1970s and worsened in the 1980s with an economic downturn. Efforts to make Las Vegas more family friendly decreased the prospects for showgirl revues. The rise in popularity of the Cirque acrobatic shows have now dominated over the topless revues. To help with ticket sales, Jubilee added a version of their show that is all ages appropriate.

In recent years, only two major revues featuring showgirls were still in operation on the strip The Folies Bergere at the Tropicana and Jubilee at Bally's. On March 28th 2009, the Folies Bergere closed its doors after a final performance. The Tropicana could not produce the show any longer. It ended just before its 50th anniversary. Those involved in its 49 years in Vegas can still enjoy the fact that it was the longest running show in history.

Showgirls go with Vegas like bread goes with butter. Therefore, it is extremely ironic that there are only a few showgirls performing in Vegas today. Numerous articles have been written about the near extinction of these American Icons. You can still take in several shows that include showgirls in portions of the revue. Most notably, Bette Midler's "The showgirl must go on".

In 2010, Jubilee is the last major production featuring showgirls to survive. It has been running for more than 25 years. If you travel on a cruise ship, many of the larger companies such as Carnival and Princess still offer dance revues with showgirls. In late 2010, a new show with showgirls was added called Vegas! The Show. This show celebrates all of the performance history of Las Vegas, including impersonators and showgirls with costumes and choreography meant to replicate specific revues of the past. Showgirls have not left without making a huge contribution to popular culture. The Victoria's Secret Fashion Show is an excellent example of this.

The word "showgirl" has been adopted by far less glamorous establishments. Many exotic dance clubs use it as part of their business name, and some exotic dancers call themselves showgirls now. This creates confusion about the difference between the classic showgirls and today's showgirls. Classic showgirls are talented, and are extremely skilled dancers. Many of them were ballerinas before moving to Vegas.

Good ballet technique is a necessity for those who want to be Vegas showgirls. Choreographed dance routines and sometimes singing are a major part of the job. They are able to wear high heels and up to 70 lbs of costume, while parading around the stage. Several former showgirls are now working to preserve the costumes and artifacts of what they have cherished so dearly. Annual meetings and art shows are held to bring all showgirls together because the memories are so very important to them. Long after showgirls are gone, the legacy of these cultural icons will live on.


‘FOLIES BERGERE’ TAKES FINAL BOW

The atmosphere onstage resembled a family reunion, albeit a family with lots of tall, glamorous women in heels.

It was the final performance of &ldquoFolies Bergere,&rdquo and one that reached out beyond those who performed the last high-kicking cancan Saturday night to anyone who had been part of the show for its 49 years.

They came to say goodbye in style, from original cast members to recent hires, cheering wildly from the audience for each little bit of choreography by their younger counterparts. They were welcomed, if not into the actual performance, at least for a pre-show alumni photo and more pictures afterward on its storied Moulin Rouge set.

The curtain came down in style on the Parisian topless revue said to be the longest-running in America, one that was closing in on a Christmas day 50th anniversary when it got its pink slip two months ago. Tropicana executives decided not to reinvest in a new edition of the casino-owned revue, but they did not let their jewel go without one last chance to sparkle.

As the PA system beckoned &ldquoFolies family, come up&rdquo for a pre-show alumni photo, showgirls of all ages flowed onto the stage and packed the &ldquogolden staircase&rdquo so densely its lighted steps could no longer be seen. &ldquoYounger people up on top, please. There&rsquos a lot of us,&rdquo they were coached.

&ldquoI felt so short,&rdquo said comedian Russ Merlin, one of the many variety performers who worked as a specialty act over the years, after the reminder that height requirements for dancers were more stringent back in the old days.

And it was &ldquolike a big family,&rdquo said Daniel Celario, half of the comedy team of Mario & Daniel (Celario), brothers who performed off and on from 1986 through 2000. &ldquoIt was like going to work at the office with a lot of people you like,&rdquo he said before the show, when an overhead video screen ran clips of their slapstick routine. He married a dancer, Elaine, who is now the Trop&rsquos entertainment director.

Comic juggler Michael Holly had the honor of being the last specialty act to complete a legacy that includes Lance Burton and Siegfried & Roy. &ldquoIt&rsquos starting to hit me. It&rsquos a very odd feeling,&rdquo he said before the show. &ldquoAll the guys I know who were all the acts, they&rsquore all here.&rdquo

&ldquoThere&rsquos something about this show. It&rsquos the feeling we got backstage, the vibe and adrenalin with all the dancers,&rdquo Daniel Celario said, that wasn&rsquot the same opening for laid-back headliners such as Kenny Rogers.

Even though the nightly production became routine, &ldquoA fast change is still a fast change,&rdquo brother Mario noted. &ldquoThese kids, that&rsquos why they work so hard.&rdquo

&ldquoThey should have put tissues on every table,&rdquo said Stephanie Jaynes, an adagio dancer turned company manager who took a maternity leave in June and would have come back &ldquoif there was still a show to come back to.&rdquo

&ldquoThis is their high school. This is where they grew up, a lot of them,&rdquo said Rob Galaway, a reminder that, yes, a lot of men danced in the show over the years as well.

&ldquoIt was a great after-school job,&rdquo says Vicki Pettersson, a Las Vegas novelist who saw the revue at age 14 and went on to dance in it from 1996 to 2006. &ldquoI was tall and grew up in Las Vegas, so instead of ‘You should be a model,&rsquo it was, ‘You should be a showgirl.&rsquo&rdquo

Bernice McCarthy was one of the original cast members hired by producer Lou Walters and flown in from Europe on a propeller jet. The English dancer was recruited in Milan and only knew Las Vegas was &ldquoa long way away.&rdquo

McCarthy ended up being the lead cancan dancer, staying with the revue until 1967. &ldquoWe knew everyone everywhere we went,&rdquo she recalls.

&ldquoThey used to fly our costumes in on transport planes from France,&rdquo recalled Joyce Grayson, a 10-year-dancer.

Anita King helped dress the dancers and kept those costumes clean from 1972 to 1980. She helped the new girls adjust to 15- to 25-pound headpieces. &ldquoThey were scary. The girls had to practice forever.&rdquo

The &ldquoFolies&rdquo died of slow starvation over the years, as management and ownership changes stalled major reinvestment in the production that became more and more dated in the Cirque du Soleil era.

Original dancer McCarthy said she was more surprised that &ldquoit really lasted this long&rdquo than to find out it was closing. &ldquoIt needed a face lift,&rdquo she said.

&ldquoThey nickel and dimed it to death,&rdquo Pettersson agreed.

But on Saturday, it didn&rsquot take much imagination to see the &ldquoFolies&rdquo in the sheen of an earlier era.

Even Jerry Jackson, the show&rsquos director and choreographer since 1975, refused to let things get downbeat in his pre-show remarks when he thanked &ldquoall the thousands of performers who have entertained millions of people.&rdquo

&ldquoAs Tonto said to the Lone Ranger,&rdquo the Oklahoma native told the audience, &ldquoGiddiup cowboy, it&rsquos time to get out of Dodge.&rdquo


Ver el vídeo: My husband makes movies (Mayo 2022).