Artículos

El mártir ateo: el rebelde "caballero" inspiró la Revolución Francesa

El mártir ateo: el rebelde



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Durante la primera mitad del siglo XVIII, la autoridad y la intolerancia religiosa de la Iglesia católica habían alcanzado nuevas alturas en Francia, lo que en muchos casos condujo a un castigo irracionalmente severo para quienes no se atrevían a obedecer los mandamientos y adherirse al dogma religioso. Uno de esos casos fue la desgarradora historia de Jean-François de la Barre, también conocido como Chevalier ("caballero") de la Barre.

De la Barre y Voltaire

De la Barre era un joven noble francés y descendiente de Joseph-Antoine de la Barre, un gobernador de las Antillas francesas y Nueva Francia. Conocido por su atractivo y carácter intratable y rebelde, Chevalier de la Barre a menudo se metía en problemas con las autoridades religiosas locales de Abbeville, que terminaron costándole la vida.

Una estatua del Chevalier de la Barre ( CC BY-SA 2.0 )

Fue el filósofo Voltaire, famoso por sus opiniones radicales contra las autoridades religiosas de su tiempo y uno de los ateos más famosos de la historia, quien popularizó la historia de De la Barre y lo convirtió en un símbolo para quienes luchan contra la persecución religiosa. Voltaire también le asignó el estatus de rebelde en sus obras. Relation de la mort du chevalier de la Barre, par M. Cassen, avocat au conseil du roi, à M. le marquis de Beccaria, y Le Cri du sang inocente , que, sin embargo, parecen tener muchas inexactitudes fácticas, se contradicen en muchos puntos y no pueden considerarse fuentes históricas de ninguna manera. En cambio, parecen ser polémicas contra las autoridades sociales, políticas y religiosas de su época.

Persona representada: François-Marie Arouet (1694-1778), conocido como Voltaire, escritor y filósofo de la Ilustración francesa.

Sin embargo, el joven de la Barre fue de hecho una de las muchas víctimas de la intolerancia religiosa y fue torturado hasta la muerte por razones tontas, al menos según los estándares modernos. Se dice y se cree que fue ejecutado por no quitarse el sombrero cuando una procesión de Corpus Christi pasó junto a él y sus amigos, pero la verdad parece ser que el joven noble estaba molestando a los poderes que se encuentran en Abbeville durante bastante tiempo antes de esto. incidente provocó su desaparición.

  • Prueba de ADN en calabaza ensangrentada revela que no es del rey Luis XVI decapitado
  • Mont St-Michel medieval: el castillo sagrado en el mar
  • La catedral de Chartres: un lugar sagrado para los antiguos druidas y cristianos

La causa de la ejecución de De la Barre

El 9 de agosto de 1765, el crucifijo de madera en un puente en Abbeville fue objeto de vandalismo. De la Barre, junto con sus amigos Gaillard d'Etallonde y Moisnel, eran los sospechosos evidentes según las autoridades locales, ya que le habían precedido una serie de otras blasfemias, como defecar sobre otro crucifijo, cantar canciones sucias en público, escupir a los religiosos. imágenes y, por supuesto, negarse a quitarse el sombrero ante la procesión religiosa. Este acto final, según Voltaire y otros historiadores de la época, fue considerado el principal motivo por el que de la Barre fue condenado a muerte.

Postal francesa tintada alrededor de 1906. Monumento al Chevalier De la Barre - París.

Poco después de que los tres amigos fueran procesados ​​por el acto delictivo, dos jóvenes más fueron implicados como sospechosos: Douville de Maillefeu, hijo de un ex alcalde, y Belleval, hijo de un juez local que había discutido y chocado varias veces con de la Barre. El mismo juez dirigió toda la investigación con un odio ciego y apasionado por el joven noble, sin darse cuenta de que su hijo era uno de los hombres que también fue acusado del vandalismo. Sin embargo, como suele ocurrir en estos casos, estos dos jóvenes, junto con Gaillard d'Etallonde, hijo de otro ex alcalde de Abbeville, lograron huir, aunque d'Etallonde, según gran parte de los testimonios, parecía ser el líder. del grupo e instigador de los delitos.

De la Barre - el perfecto chivo expiatorio

Así, solo dos de los hombres terminaron en custodia, Moisnel y De la Barre, ambos huérfanos y no nativos de Abbeville, algo que enfureció a las masas y a los adversarios de los fallos arbitrarios de las autoridades políticas y religiosas. Por esta razón, las autoridades locales utilizaron todo lo que pudieron para silenciar a sus críticos.

Durante una investigación que siguió, encontraron imágenes pornográficas (bastante normal para un hombre de 20 años) en el dormitorio de De la Barre y una copia del Diccionario filosófico de Voltaire, que le dio a la Iglesia una buena oportunidad para acusar al filósofo de manipular y corromper Juventud francesa: la misma acusación que el gobierno ateniense afirmó que Sócrates también lo había hecho.

Voltaire; Un diccionario filosófico. 2a ed., Londres: Impreso para J. y H.L. Hunt, 1824.

El 20 de febrero de 1766, los jueces de Abbeville presentaron una de las sentencias más duras e inhumanas de la historia occidental moderna, que por cierto no mencionó nada sobre destrozar una cruz (algo que De la Barre nunca hizo después de todo): la acción que puso en marcha la investigación y fue el principal delito del que fue acusado, hecho que hace que la injusticia de este caso sea aún más escandalosa:

“En cuanto a Jean-Francois Lefebvre, caballero de La Barre, lo declaramos condenado por haber enseñado a cantar y cantar canciones impías, execrables y blasfemas contra Dios; de haber profanado la señal de la cruz al hacer bendiciones acompañadas de malas palabras que la modestia no permite repetir; de haber rechazado a sabiendas los signos de respeto al Santísimo Sacramento llevados en procesión por el priorato de Saint-Pierre; de haber mostrado estos signos de adoración a los libros inmundos y abominables que tenía en su habitación; de haber profanado el misterio de la consagración del vino, de haberse burlado de él, al pronunciar los términos impuros mencionados en el acta del juicio sobre una copa de vino que sostuvo en la mano y luego bebió el vino; de haberle propuesto finalmente a Petignat, que estaba sirviendo misa con él, bendecir las vinagreras mientras pronunciaba las palabras impuras mencionadas en el acta del juicio.
En reparación de lo cual, lo condenamos a hacer una enmienda honorable, en bata, con la cabeza descubierta y una cuerda alrededor del cuello, sosteniendo en sus manos una vela encendida de dos libras ante la puerta principal de la iglesia real ... de Saint-Wulfram , donde será llevado en un tambor por el verdugo que colocará delante y detrás de él un cartel en el que se escribirá, en letras grandes impía; y allí, estando de rodillas, confesará sus crímenes ...; hecho esto, le cortarán la lengua y luego lo llevarán en dicho tambor al mercado público de esta ciudad para que le corten la cabeza en un andamio; su cuerpo y su cabeza serán arrojados a una pira para ser destruidos, quemados, reducidos a cenizas y arrojadas al viento. Ordenamos que antes de la ejecución de dicho Lefebvre de La Barre se aplique la cuestión ordinaria y la extraordinaria [es decir, la tortura] para sacar de su boca la verdad de varios hechos del juicio y revelación sobre sus cómplices ... Ordene que el Diccionario Filosófico ... sea arrojado por el verdugo en la misma pira que el cuerpo de dicho Lefebvre de La Barre ".

Monumento a La Barre en Abbeville. ( CC BY-SA 3.0 )

El 1 de julio, Chevalier de la Barre agregó su nombre a la larga lista de grandes mártires de todo el mundo que fueron torturados y asesinados por sus creencias e ideología y estilo de vida radicales. A pesar de que cometió algunos de los actos menores mencionados en su sentencia, se negó a nombrar a los hombres que destrozaron la cruz, incluso bajo tortura. Después de haber sido torturado durante horas, fue decapitado y quemado su cuerpo junto con el Diccionario filosófico de Voltaire. Tenía solo 20 años y su único delito era ser un joven huérfano de naturaleza indómita.

  • Las misteriosas máscaras que preservan la historia y dan vida a los muertos
  • La historia del valiente Horacio Cocles, héroe tuerto
  • Le Chene Chapelle: la antigua capilla del roble tan antigua como la propia Francia

Datos de bonificación:

La sentencia original fue revocada por la Convención Nacional durante la Revolución Francesa en 1794 - Chevalier de la Barre fue declarado inocente.

Sorprendentemente, una de las referencias posteriores a la tortura y ejecución de De la Barre se puede encontrar en Charles Dickens Un cuento sobre dos ciudades , que se publicó en 1859, casi un siglo después de su muerte.

En 1897, la estatua del Chevalier de la Barre fue erigida en Montmartre, en París, por los masones del Gran Oriente de Francia y otros grupos organizados de librepensadores. En 1941, el régimen de Vichy Francia lo fundió con otras estatuas no religiosas.

Monumento al Chevalier de la Barre - París.

En 2001, el Ayuntamiento de París decidió diseñar y elevar una nueva estatua del caballero en la Plaza Nadar. Sigue en pie hasta la fecha.

Según el Ministerio de Cultura francés, hay más de sesenta calles en muchas ciudades francesas diferentes nombradas en memoria del Chevalier de la Barre.

El 22 de junio de 2013, el monumento de Abbeville al caballero fue vandalizado por partidarios del Instituto Civitas, lo que muestra claramente que el fanatismo religioso aún puede resultar en actos criminales violentos.


Maria Antonieta

Nacida en Viena, Austria, en 1755, María Antonieta se casó con el futuro rey francés Luis XVI cuando tenía tan solo 15 años. La joven pareja pronto llegó a simbolizar todos los excesos de la vilipendiada monarquía francesa, y la propia María Antonieta se convirtió en el blanco de una gran cantidad de chismes viciosos. Después del estallido de la Revolución Francesa en 1789, la familia real se vio obligada a vivir bajo la supervisión de las autoridades revolucionarias. En 1793, el rey fue ejecutado, María Antonieta fue arrestada y juzgada por crímenes inventados contra la república francesa. Fue condenada y enviada a la guillotina el 16 de octubre de 1793.


Benjamin Franklin & # 8217s Conexión masónica y reinado de terror jacobino

Benjamin Franklin con conexiones masónicas recaudó dinero para la Revolución Americana entre 1776 y 1785 en Francia. (Imagen: Everett Historical / Shutterstock)

El verdadero Benjamin Franklin

El verdadero Franklin fue un filósofo, científico, estadista, conspirador y adepto de toda la vida a la sociedad secreta. Franklin estuvo activo en Francia desde 1776 hasta 1785, recaudando dinero para la Revolución Americana. Reclutó a los expertos militares masónicos & # 8217 Lafayette y von Steuben. Si bien las conexiones masónicas de Franklin no explicaron todo su éxito, sin duda ayudaron. Cuando fue iniciado en la importante Logia de las Nueve Hermanas en París, también participó en la iniciación de las Nueve Hermanas de su amigo, el filósofo que odia la iglesia y los futuros jacobinos, Voltaire.

Reinado jacobino del terror

El Dr. Joseph-Ignace Guillotin, un francmasón también era un jacobino que tenía sus raíces en Bretaña. (Imagen: pintor no identificado / dominio público)

El reinado jacobino del terror simbolizó la Revolución Francesa en la mente de muchos. El inventor de la guillotina, el Dr. Joseph-Ignace Guillotin, era masón, miembro de Nine Sisters Lodge y jacobino.

Los jacobinos tenían sus raíces en una asociación secreta de políticos de Bretaña. Esos hombres compartían membresía e ideología con otras sociedades cuasi secretas que brotaron como hongos en el fermento revolucionario, incluida la llamada Sociedad de los Treinta, que contaba con Lafayette como miembro, y el ultrarradical Club des Cordeliers al que Camille Desmoulins. pertenecía.

Reconocimiento de los jacobinos

Los jacobinos finalmente obtuvieron su nombre cuando se instalaron en un antiguo monasterio dominico en París. Los monjes dominicos habían llamado jacobinos porque estaban asociados con la Iglesia de St. Jacques. El nombre Jacques también perteneció al último Gran Maestre de los infames Caballeros Templarios, Jacques de Molay. De Molay fue ejecutado por una conspiración de la corona francesa y la Iglesia católica en el siglo XIV. Más tarde, De Molay y los Caballeros Templarios fueron adoptados como mártires por muchos masones. Algunos sospechaban que la hostilidad de los jacobinos hacia el rey y la iglesia formaba parte de un plan secreto de venganza que tanto tiempo se había acariciado. Uno de ellos fue el editor Nicolas Bonneville, que era él mismo un jacobino. Los jacobinos radicales estaban obsesionados con la descristianización de la sociedad francesa y la sustitución de la Iglesia católica por un Culto a la Razón o Culto al Ser Supremo.

Jacobinos también conocidos como masones

Muchos jacobinos eran masones, el duque de Orleans, Desmoulins, el conde Mirabeau y Jean-Paul Marat, por nombrar algunos. El más sangriento de todos, Maximilien Robespierre, un campeón del Culto del Ser Supremo que presidió el terror era quizás un hermano masónico. Los jacobinos estaban divididos por amargas rivalidades ideológicas y personales. Las dos facciones principales eran los girondinos relativamente moderados y los montagnards más radicales. Su relación era similar a la de los mencheviques y bolcheviques rusos. Robespierre era un Montagnard, un radical. Cuando él y su facción tomaron el control en 1793, lanzaron una purga de los girondinos. Louis-Philippe, duque de Orleans, el aspirante a monarca masónico perdió la cabeza. También lo hizo el agitador Desmoulins, junto con muchos otros.

Libros sobre la conspiración masónica

Aparecieron dos libros, alegando que la Revolución Francesa fue nada menos que una conspiración masónica. Pero detrás de eso, acechaba una sociedad secreta más insidiosa, los Illuminati de Baviera. El primer libro fue escrito por un sacerdote francés refugiado, un jesuita, el abad Augustin Barruel. En su Memoria ilustrando la historia del jacobinismo, Barruel argumentó que la Revolución Francesa fue el resultado final de una & # 8216 guerra subterránea & # 8217 librada por sociedades secretas para destruir la iglesia y la monarquía. Barruel culpó al filósofo masónico Voltaire por fomentar el odio al cristianismo, y al fundador de los Illuminati, Adam Weishaupt, por alentar el ateísmo.

Pruebas de conspiración

El científico escocés John Robison produjo el segundo trabajo, titulado & # 8216 Proofs of a Conspiracy & # 8217, que alegaba que los Illuminati sentaron las bases para la Revolución Francesa al infiltrarse y manipular logias masónicas y sociedades de lectura.

Robison y Barruel llegaron a sus conclusiones por separado. Sin embargo, Robison obtuvo gran parte de su información de un monje católico y agente secreto británico llamado Alexander Horn. Eso llevó a algunos a conjeturar que ambos libros eran parte de un complot inspirado en el Vaticano para desacreditar la Revolución Francesa. Otros vieron la mano oculta del gobierno británico, entonces en guerra con la Francia revolucionaria.

Conde Alessandro Cagliostro

En 1785 apareció en París un aventurero italiano, el conde Alessandro Cagliostro. El conde se ganó la reputación de francmasón esotérico y hacedor de maravillas que fue expulsado de Inglaterra y Rusia por fraude. Cagliostro visitó Alemania en 1777, justo después de la fundación de los Illuminati.

Cagliostro conoció a Weishaupt y, al igual que Weishaupt, fue iniciado en algo llamado Rito Masónico de Estricta Observancia. En su juicio posterior en Roma, Cagliostro afirmó ser un Illuminati y un Caballero Templario. En París, Cagliostro creó un nuevo rito masónico, el egipcio, que él promocionó como 'la verdadera masonería'. Más tarde se convirtió en el Rito de Memphis-Misraim, que atrajo a radicales e inconformistas de toda Europa. Cagliostro y su rito egipcio causaron furor e incluso admitieron mujeres. También se hizo amigo del duque de Orleans y otros masones destacados.

Esta es una transcripción de la serie de videos Sociedades secretas. Míralo ahora, en Wondrium.

Un prefacio a la Revolución Francesa

El aventurero italiano, el conde Alessandro Cagliostro se ganó la reputación de francmasón, pero estuvo injustamente implicado en el asunto del collar de diamantes, llamado & # 8216a prefacio de la Revolución Francesa & # 8217 (Imagen: Élisabeth Louise Vigée Le Brun / Dominio público)

Cagliostro también se hizo enemigos. Se vio implicado, injustamente, en el asunto del collar de diamantes, llamado & # 8216a prefacio de la Revolución Francesa & # 8217, que era un juego de estafa que tenía como objetivo a la reina francesa María Antonieta. Ella era inocente de cualquier delito, pero el escándalo generó mala prensa para la ya inestable monarquía.

En 1786, Cagliostro acabó encarcelado en la Bastilla. Las manifestaciones organizadas por sus partidarios masónicos finalmente aseguraron su liberación. Más tarde, Cagliostro escribió una carta abierta al pueblo francés, instándoles a montar una & # 8216 revolución pacífica & # 8217 y destruir la Bastilla. El duque de Orleans y Desmoulins seguían las instrucciones de Cagliostro cuando atacaron la antigua fortaleza en 1789. El error fatal de Cagliostro fue regresar a Italia y tratar de establecer una logia masónica en Roma. El Vaticano lo atrapó y vivió sus últimos años en prisión.

Otros enlaces Illuminati

En 1787, dos años antes de que estallara la revolución, el reemplazo nominal de Weishaupt como jefe de los Illuminati bávaros, Johann Bode, hizo dos viajes a París. En París, Bode forjó una estrecha relación con el editor radical y futuro jacobino, Nicolas Bonneville, quien escribió un & # 8216 manifiesto de los Illuminati sobre la revolución mundial & # 8217. Bonneville era masón y era amigo tanto del duque de Orleans como de la revolucionaria Camille Desmoulins. Bonneville y Desmoulins pertenecían a otra organización secreta, la & # 8216Sociedad de los Amigos de la Verdad & # 8217. Fue descrito como una combinación de club político, logia masónica y salón.

Influencia de los Illuminati en América

En 1798, el ministro G. W. Snyder le preguntó a George Washington si la influencia de los Illuminati había en Estados Unidos. En su respuesta, Washington no dudó que las & # 8220 doctrinas del iluminismo y los principios del jacobinismo & # 8221 habían llegado a Estados Unidos. Pero Washington dijo que “no creía que las Logias de los Francmasones de este país, como sociedades, se hubieran esforzado” por propagar tales ideas. Pero temía que algunos masones individuales fueran culpables de hacerlo, y destacó las llamadas sociedades democrático-republicanas. Washington también consideraba al panfletista radical Tom Paine como uno de esos perniciosos individuos.

Preguntas frecuentes sobre sociedades secretas

Benjamin Franklin fue un filósofo, científico, estadista, conspirador y adepto a la sociedad secreta. Estuvo activo en Francia desde 1776 hasta 1785, recaudando dinero para la Revolución Americana.

Jacobins, miembro de una sociedad radical, tenía sus raíces en una asociación secreta de políticos de Bretaña. Esos hombres compartían membresía e ideología con otras sociedades cuasi secretas que brotaron como hongos en el fermento revolucionario.

El reinado jacobino del terror simbolizó la Revolución Francesa. Los jacobinos radicales estaban obsesionados con descristianizar la sociedad francesa y reemplazar la Iglesia Católica con un Culto a la Razón, o Culto al Ser Supremo.


El levantamiento de esclavos de Saint-Domingue de 1791 fue la revuelta de esclavos más grande y exitosa de la historia moderna. Transformó una de las colonias más ricas del mundo en una nueva nación liderada por los líderes negros de la Revolución. Debido a que Saint-Domingue era una colonia francesa, la Revolución Francesa estaba indisolublemente ligada a la Revolución en Saint-Domingue, sin embargo, las dos revoluciones funcionaron en esferas en gran parte separadas, sobre todo por el océano que las separaba. La lucha por la liberación tomó una forma particularmente sangrienta y brutal en la isla de Saint-Domingue. Junto con otras colonias del Caribe francés (como Martinica y Guadalupe) preparó el escenario para una lucha de siglos por una Francia `` quotexagonal '' (a menudo llamada Francia continental o metropolitana) para justificar, rechazar, incorporar y finalmente expiar sus colonias de ultramar, y más tarde sus territorios. Las mujeres negras en el mundo francófono han sido marginadas a lo largo de la historia e incluso si no carecían de autonomía dentro de la unidad familiar (lo que a menudo ocurría), ciertamente sufrieron como resultado de su estatus colonial. Esto a menudo creaba una doble opresión. La urgencia de los objetivos nacionalistas a menudo eclipsó la lucha aparentemente secundaria por la igualdad entre los géneros. La ausencia de documentación sobre sus vidas no borra los roles que jugaron como protagonistas políticos en la lucha contra el colonialismo, pero tiene un costo. No solo les negó la justicia social y la igualdad en ese momento, sino que dejó un legado en la erudición que resta importancia a su importancia. Aunque Francia abolió la esclavitud durante la Revolución Francesa, muchos de los logros fueron eliminados cuando Napoleón asumió el cargo de Primer Cónsul (1799-1804) y luego Emperador (1804-1814). Incluso después de que Haití lograra su independencia de Francia en 1804, no sería reconocido como país por las principales potencias europeas durante casi un siglo, y no por los Estados Unidos hasta 1862. También estaría cargado con una deuda paralizante que sería pagada. a Francia durante las próximas décadas que aparentemente aniquilaría la capacidad de Haití de tener una economía próspera. No sería hasta la Segunda Guerra Mundial que Francia se vería obligada a redefinir oficialmente la ciudadanía francesa. Decidir quién era elegible y los términos para aceptar esta ciudadanía es un debate que continúa en la actualidad. Las cuestiones cargadas y complicadas de la identidad individual relacionadas con la raza, el género o la religión de una persona, y sobre lo que significa pertenecer, no se resolverán sin una profunda reflexión por todos lados. Hay un nuevo interés en completar las historias faltantes de las poblaciones esclavizadas, nativas y criollas por parte de los historiadores y de las culturas y nacionalidades afectadas por la dominación colonial. Y aunque muchos libros se centran en los líderes masculinos de la Revolución como Toussaint Louverture y Jean-Jacques Dessalines, el clamor por ver más mujeres de color está dando forma lentamente a los estudios actuales, y las publicaciones están haciendo que las mujeres de color sean más visibles no solo en términos de su experiencias, sino por sus aportes.

Para encontrar más obras de o sobre Mujeres en la revolución haitiana: Haití - Historia - Revolución, 1791-1804

Se puede encontrar más información sobre América Latina en el Manual de estudios latinoamericanos. HLAS incluye citas anotadas para libros, artículos de revistas, capítulos de libros, documentos de conferencias, mapas y atlas, y recursos electrónicos.

Las mujeres legendarias en la Revolución Haitiana y en el establecimiento del nuevo país incluyen:


¿Puede la marxista Black Lives Matter, con la ayuda de los demócratas, derrocar nuestra república de inspiración cristiana?

Un importante libro nuevo del historiador Paul Kengor arroja considerable luz sobre Karl Marx y, por implicación, sobre la locura y la violencia de la multitud que ha descendido sobre el país.

Las multitudes que prendieron fuego a las estaciones de policía, saquearon tiendas y destruyeron la historia cultural de Estados Unidos están actuando en nombre de Black Lives Matter, un grupo marxista que nuestras élites gobernantes han retocado y convertido en un tótem de adoración.

El conflicto actual no es simplemente un desacuerdo político sobre la rectificación de las disparidades raciales, es un choque de religiones: el marxismo ateo contra el cristianismo y el judaísmo.

La cuestión es si las turbas, aliadas con el Partido Demócrata y los grupos de izquierda, pueden derrocar a la república autónoma de inspiración cristiana de Estados Unidos, donde nuestros derechos provienen de nuestro Creador, no de hombres inconstantes en el poder.

En & # 8220 El diablo y Karl Marx & # 8221, el Sr. Kengor explora no solo los puntos de vista religiosos del icono comunista, sino también cómo corrompieron a muchos otros durante casi dos siglos.

Marx odiaba a Dios y al cristianismo con una pasión candente. Su prosa está llena de ataques a la fe, y su poesía juvenil está llena de malicia:

& # 8220 Mira ahora, mi espada de sangre oscura apuñalará

Infaliblemente dentro de tu alma.

Dios no conoce ni honra el arte.

Los vapores infernales se elevan y llenan el cerebro

Hasta que me vuelva loco y mi corazón cambie por completo.

Mira la espada, el Príncipe de las Tinieblas me la vendió.

Porque él gana el tiempo y da las señales.

Cada vez con más valentía toco la danza de la muerte. & # 8221

Citando numerosas biografías y los propios escritos de Marx, el Sr. Kengor revela a un hombre cuya propia familia y amigos estaban asustados por sus ataques demoníacos de rabia y oscuros balbuceos sobre la violencia. Su propio padre dijo que estaba & # 8220 gobernado por un demonio & # 8221. Un biógrafo clave, Robert Payne, describió a Marx como teniendo & # 8220 el diablo & # 8217 la visión del mundo y la malignidad del diablo & # 8217 & # 8221. & # 8221

En 1849, Marx escribió: & # 8220 Cuando llegue nuestro turno, no pondremos excusas para el terror. Sólo hay una forma en la que las agonías asesinas de la vieja sociedad y la sangrienta agonía de la nueva sociedad pueden acortarse, simplificarse y concentrarse, y esa forma es el terror revolucionario. & # 8221

Se puede trazar una línea directa desde Marx hasta Adolf Hitler, Vladimir Lenin, Joseph Stalin y Mao Zedong, todos los cuales despreciaron el cristianismo y abrazaron formas asesinas de socialismo.

Antes de Marx, el socialismo violento se desató en 1789, con la guillotina de 40.000 aristócratas y otros. La Revolución Francesa fue, en última instancia, una revuelta atea contra la Iglesia y el estado de derecho. Los jacobinos en la Francia revolucionaria buscaron borrar la historia para crear una utopía sin Dios. Un indicio de su ateísmo fanático se puede ver hoy en las decapitaciones en América de las estatuas de Jesús y María y el incendio de iglesias.

Las revoluciones comunistas, que comenzaron en Rusia en 1917, se cobraron al menos 140 millones de vidas, esclavizaron literalmente a miles de millones de personas y sembraron un horror indescriptible en todos los lugares donde el marxismo se ha arraigado, señala Kengor.

Cuando la cofundadora de Black Lives Matter, Patrisse Cullors, se jactó en 2015 de que & # 8220myself & # 8221 y la cofundadora de BLM, Alicia Garza & # 8220 & # 8220 son marxistas capacitados & # 8221, ¿estaba consciente del pedigrí venenoso de su cosmovisión declarada? Quizás no importaba.

El sitio web de BLM & # 8217 está repleto de retórica marxista y mentiras rotundas como esta: & # 8220En 2014, Mike Brown fue asesinado por el oficial de policía de Ferguson Darren Wilson. & # 8221 El Sr. Wilson, que actuaba en defensa propia, fue absuelto durante la administración Obama. Nunca se interponga en el camino de una narrativa útil.

Entre otras cosas, BLM está utilizando el movimiento LGBTQ como un instrumento contundente:

& # 8220 Interrumpimos la estructura familiar nuclear prescrita por Occidente & # 8230 fomentamos una red de afirmación queer. Cuando nos reunimos, lo hacemos con la intención de liberarnos del férreo control del pensamiento heteronormativo. & # 8221 Las familias producen personas de mentalidad independiente, razón por la cual los socialistas promueven la anarquía sexual. Marx y su coautor, Friedrich Engels, denunciaron a las familias y dijeron que el estado debería secuestrar y criar a los niños.

La rapidez con la que prácticamente todas las instituciones importantes de Estados Unidos se han arrodillado ante BLM es asombrosa. Para ser justos, lo más probable es que piense que se trata solo de protestas raciales y reforma del procedimiento policial, e incluso del amor al prójimo y la igualdad ante Dios.

Pero el llamado a ponerse de rodillas ante este movimiento y repetir como loros sus lemas marxistas es todo menos sagrado. ¿Cómo justifican los cristianos, en particular, arrodillarse ante cualquier otra cosa que no sea Dios todopoderoso y Su Hijo Jesucristo? Algunos atletas valientes se han negado a aceptarlo.

Para muchos, el miedo al hombre ha triunfado sobre la devoción a Dios. Con la ayuda de unos medios implacables, los demócratas han abrazado el gobierno de la mafia marxista, mientras que pocos republicanos, aparte del presidente Trump, han encontrado el coraje de llamarlo como es: antiestadounidense y malvado.

Una última palabra sobre Marx. Si hubiera vislumbrado la miseria asesina que desencadenaría su filosofía, ¿habría dejado sus libros en la estantería y habría salvado al mundo?

Poco probable. El Sr. Kengor comparte una línea de la heroína en uno de los poemas de Marx & # 8217:

& # 8220Así el Cielo que & # 8217 he perdido, lo sé muy bien. Mi alma, una vez fiel a Dios, es elegida para el infierno. & # 8221


4. La Guerra de los Treinta Años (1618-1648)

Esta guerra, o serie de guerras, a veces se recuerda como la última de las guerras de religión. Algunos de sus orígenes se encuentran en las tensiones sobre el asentamiento religioso ofrecido en la Paz de Augsburgo (1555), que permitió territorios luteranos y católicos dentro del Sacro Imperio Romano Germánico. Una revuelta protestante contra el gobierno católico de los Habsburgo en Bohemia se convirtió en un conflicto en el que se involucraron todas las principales potencias de Europa.

Uno de los grabados de una serie llamada Les Grandes Misères, que representa la destrucción durante la Guerra de los Treinta Años. El colgante de Jacques Callot

Partes de las tierras de habla alemana fueron diezmadas por completo: algunas áreas perdieron entre una cuarta parte y la mitad de su población. Los episodios de violencia asociados con las tropas protestantes y católicas en la guerra fueron legendarios y las historias se extendieron por toda Europa.


6. De 1434 a 1440, los hermanos Joan & # x2019s hicieron pasar a un impostor como su hermana, alegando que ella & # x2019d escapó de la ejecución.

Una de varias mujeres que se hicieron pasar por Joan en los años posteriores a su muerte, Claude des Armoises se parecía al hereje conocido y supuestamente había participado en campañas militares mientras vestía ropa de hombre. Ella y dos de los hermanos de Joan & # x2019, Jean y Pierre, elaboraron un plan en el que Claude se presentó a la gente de Orl & # xE9ans, fingiendo haber huido de sus captores y casado con un caballero mientras vivía en la oscuridad. El trío recibió generosos obsequios y viajó de una recepción festiva a la siguiente hasta que Claude finalmente admitió su subterfugio ante Carlos VII, cuya ascensión había planeado Juana en 1429. A pesar de su participación en el engaño, Jean y Pierre desempeñaron un papel clave en la petición con éxito del Papa Calixto. III para el nuevo juicio de Joan & # x2019, habiendo presuntamente renunciado a la farsa de su supervivencia en la década de 1450.


Revolución 10: Música sobre revolución y protesta

¡La gente ha hablado! Aquí hay diez piezas inspiradas en la revolución y la protesta.


Cuadro que representa el Domingo Sangriento: 22 de enero de 1905. Dominio público.

Diez piezas musicales sobre la revolución

Dentro de la línea de tiempo de cualquier régimen importante, la revolución y los disturbios civiles parecen convertirse en parte del curso natural de los acontecimientos en algún momento. La idea de derrocar a un gobierno o sistema injusto es una noción romántica que inspira a numerosos artistas, ya sea que se base en hechos históricos o no. Mientras celebramos el Día de la Independencia de los Estados Unidos, echemos un vistazo a diez piezas musicales inspiradas o evocadoras de causas revolucionarias a lo largo de la historia.

10. & ldquoTout change et grandit en ces lieux & rdquo from Guillaume Tell y ndash Gioachino Rossini

El cuento de Rossini & rsquos sobre el legendario arquero suizo del siglo XV bien podría ser su obra más famosa, aunque sólo sea por la obertura. Ambos Ranz de Vaches y el galope al final han permeado la cultura pop como temas icónicos, el primero representa el amanecer y el segundo más famoso utilizado como tema para El llanero solitario. La historia de la ópera en sí trata de los esfuerzos suizos para derrocar a sus gobernantes Habsburgo, y termina con los gritos victoriosos de & ldquoLibert & eacute, redescends des cieux (Libertad, desciende de nuevo del cielo), & rdquo, mientras celebran el triunfo sobre sus opresores austriacos.

Como ocurre con muchas piezas de compositores famosos de la historia, la numeración de esta sinfonía es un poco engañosa, dado que en realidad fue la segunda sinfonía que escribió el compositor. Mendelsson composed this piece in 1830, in honor of the 300 th anniversary of the Augsburg Confession, one of the most important documents of the Protestant Reformation that made way for the recognition and acceptance of Christian denominations outside of Catholicism. The fourth movement is notable for its use of the Lutheran hymn &ldquoEin feste Burg ist unser Gott (A Mighty Fortress is Our God).&rdquo Certainly not a traditional revolution akin to those in France, Russia, or the United States, but it created an entirely new landscape for religious expression in the world.


The execution of Maximilian Robespierre in 1794, considered the end of the Reign of Terror. Public domain.

The French Revolution has provided the inspiration for numerous works of art, ranging from paintings, literature, music, and film. Francis Poulenc&rsquos 1956 opera was one such work, specifically drawing on the story of the Martyrs of Compiègne, a group of sixteen nuns and other members of a Carmelite monastery who were sentenced to death during the Reign of Terror. The end of the opera features these women singing the Marian hymn &ldquoSalve Regina&rdquo as they are executed at the guillotine one by one, embracing their roles as martyrs for the cause of peace.

Not long after the French Revolution ended with Napoleon&rsquos coup d&rsquoetat in 1799, the reigning monarch Charles X was removed from power in July of 1830, which made way for Louis Philippe I to take over. To celebrate such a momentous triumph, the French government commissioned Hector Berlioz to write a symphony for the tenth anniversary of the July Revolution. It is the last symphony that Berlioz composed, and is something of a rarity in that it is written entirely for a large wind band with no strings required (though they were optional).


An 1870 wood engraving by Beval imagining the 1832 insurrection in Paris. Public domain.

6. &ldquoDo You Hear the People Sing?&rdquo from Les Misérables &ndash music by Claude-Michel Schönberg, words by Alain Boublil, and Jean-Marc Natel

Naturally, some people were not happy with the &ldquoJuly Monarchy&rdquo of Louise Philippe I and since the government had already been overthrown twice, what&rsquos to stop a handful of citizens from trying again? Unfortunately, the June Rebellion of 1832 did not work out favorably for the insurrection, which serves as the backdrop to Victor Hugo&rsquos epic historical novel, Les Misérables. Most audiences probably recognize it in the form of the musical by Claude-Michel Schönberg, Alain Boublil, and Jean-Marc Natel. One of the pivotal moments in the story is the death of General Jean Maximilien Lamarque, which incites the rebellion and leads to the famous standoff at the barricade, following the rallying cry of &ldquoDo You Hear the People Sing?&rdquo

5. &ldquoVa, pensiero&rdquo from Nabucco &ndash Giuseppe Verdi

Also known as the &ldquoChorus of the Hebrew Slaves,&rdquo this is probably one of Verdi&rsquos most recognizable individual selections from his many operas. Though in the context of the opera it is sung by the oppressed Hebrews as they dream of their homeland, Verdi is said to have intended it as an anthem for Italians seeking unification of their country, though this is questioned by some historians. Still, the slogan Viva VERDI (Viva Vittorio Emanuele Re D&rsquoItalia) did spread throughout Italy during this period in the mid to late nineteenth century, and &ldquoVa, pensiero&rdquo was even sung spontaneously at Verdi&rsquos funeral, showing the composer&rsquos influence in the Italian political landscape. In 1871, Victor Emmanuel II was crowned as the new monarch of the Kingdom of Italy.

Prior to the more permanent revolution of 1917, there was a period of great unrest in Russia that began in January of 1905, which successfully brought about a reform of the government two years later, though the Tsar remained in power. Shostakovich&rsquos eleventh symphony is a grim, cinematic representation of that period, and may have partially been inspired by the Hungarian Revolution of 1956. The second movement makes reference to Bloody Sunday, the catalyst that sparked the revolution after the Imperial Guard fired upon petitioners to the government, and Shostakovich&rsquos music is fittingly somber and intense in its depiction.

A few years before the aforementioned eleventh symphony, Shostakovich was asked to compose a work to celebrate the thirty-seventh anniversary of the October Revolution of 1917, which hizo successfully remove the Tsar from power and establish the new Russian Soviet Federative Socialist Republic months later. With only a few days to compose the piece, Shostakovich churned out one of his most famous works, and though the twelfth symphony, subtitled &ldquoThe Year 1917,&rdquo was also dedicated to the revolution, this seems to be the more successful of the two pieces.


Rosa Parks and Dr. Martin Luther King, Jr. ca. 1955. Public domain.

On December 1st, 1955, Rosa Parks made history for her defiance in the face of prejudice towards African-Americans. She was arrested in Montgomery, Alabama for refusing to give up her seat in the &ldquocolored&rdquo section of a bus to a white man, and her actions inspired many who were a part of the Civil Rights Movement. Her life and experiences were the inspiration for Mark Camphouse when he wrote this famous work for concert band, which contains hints and quotations of the song &ldquoWe Shall Overcome&ldquo, a defining hymn of protest during that time in United States history.

The Chilean coup of 1973 was one of several similar occurrences during the Cold War between the United States and the Soviet Union, one that United States interests were particularly vested in. The coup resulted in the toppling of the Unidad Popular (Popular Unity) government that had secured the presidency for Salvador Allende, one of the first Marxist presidents of a Latin American country. During this time, the song &ldquo¡El pueblo unido, jamás sera vencido! (The People United Will Never Be Defeated!)&rdquo became a popular protest song for the Chilean people, and it is here that Rzewski got his inspiration for his set of thirty-six piano variations of the same name.

This Saturday, July 4th, don&rsquot forget about the Houston Symphony&rsquos A Star-Spangled Salute at 8:30 PM at Miller Outdoor Theatre. If you can&rsquot make it to the show, tune in to Classical 91.7 at 8:30 and listen to the show live with Catherine Lu as your host! And if you feel like getting your patriotic blood flowing a little early, tune it at 8:00 PM for a pre-show with Joshua Zinn.


4. Spread of Liberalism

After the French Revolution, Liberalism started spreading rapidly. The Slogan ‘ Liberty, equality, fraternity’ was followed, which led to abolishment to the hereditary aristocracy, and France was the first state to allocate male suffrage.

Two major events took place as a result of liberalism which were: abolishment of feudalism (August 4, 1789) and Declaration of the Rights of Man and Citizen ( August 1789) after the fall of the Bastille, absolute monarchy, and state religion.

French Revolution in the 19th Century led to the establishment of liberal government all around Europe and North-South America. The parliaments took the divine rights of the king.


The Atheist Martyr: Rebellious ‘Knight’ Inspired the French Revolution - History

BP Year Three covers U.S., World and Church History from 1600 – 1850. Since England planted its first lasting American colony in 1607, Year Three is our first year that includes U.S. History.

Sobre el U.S. and World History side, Year Three covers England side-by-side with England’s colonies in the New World. For example, our weeks on Jamestown start with the king for whom it was named: King James I of England, who was also King James VI of Scotland. We do the same for Plymouth colony, the Massachusetts Bay colony, and every one of the Thirteen Colonies. Since the English planted the colonies, we study English history to understand colonial history.

Year Three also covers the rest of Europe side-by-side with the newborn United States. We learn of the big part France played in the Revolutionary War how the French Revolution cast shadows on Presidents Washington, Adams and Jefferson how the fall of Napoleon helped the British burn Washington D.C. during the War of 1812 and much more.

los Historia de la Iglesia side of Year Three covers a lot of ground. The trouble between Protestants and Catholics was never worse than it was in the early 1600s, when it touched off the awful Thirty Years’ War. The same trouble led to the Gunpowder Plot, which came close to killing King James VI & I—plus his whole Parliament.

Year Three also tells how disagreements in the Church of England sent countless Englishmen running to the colonies, looking for freedom of religion. Plymouth and Massachusetts Bay were just the start. We also learn how Maryland started as a haven for English Catholics, and Georgia as a second chance for English debtors. We go on to meet the great preachers of the First Great Awakening, plus some stranger preachers of the Second Great Awakening.

The U.S. and World History side of BP Year Three starts with a review of the conquistadors who built the Spanish Empire. The stories of Cortes, Pizarro, de Soto and Coronado convey the cruelty and gold-lust of those times. Before moving on, we take a short look back at the Scottish Reformation, the Dutch Revolt, and Elizabethan England.

Then comes the rise of King James, followed by a string of New World colonies—from Jamestown to Quebec City, Plymouth, Massachusetts Bay, New Netherland, New Sweden and all of the Thirteen Colonies. For each new colony, we learn how the news back in Europe affected that colony. For example, we learn that Pennsylvania was one of several “Restoration colonies”—referring to the Restoration of the Monarchy after the English Civil War. Each Restoration colony was gift from the restored monarch, King Charles II, to the nobles who’d helped him win back his throne. A out-of-favor Quaker like William Penn never could have founded a colony if the king hadn’t owed so much to Penn’s father.

Year Three also covers Native American history side-by-side with colonial history. We cover the Powhatan Confederacy side-by-side with Jamestown, the Iroquois Confederacy side-by-side with Quebec City, the Wampanoag Confederacy side-by-side with Plymouth, and the Susquehannock and Occoneechee side-by-side with Bacon’s Rebellion. Later in the year, we see how the Revolutionary War all but destroyed the Iroquois Confederacy how the fight for Ohio inspired a great leader called Tecumseh and how the War of 1812 cost Tecumseh his life. Later still, we watch the “Five Civilized Tribes” follow their Trails of Tears out of the American South.

Weeks 21 through 23 cover U.S. History exclusively. We spend one full week on trouble that led to the Declaration of Independence a second week on the Revolutionary War and a third week on the Constitution of the United States. Then we’re back to covering the U.S. and the World side-by-side. We spend several weeks on the French Revolution, the Age of Napoleon and the War of 1812. We also cover the growing British Empire, the abolitionist movement, the Boers of South Africa, and more. Year Three ends with a look at the Mexican-American War and the California Gold Rush.

U.S. and World History topics covered in Year Three include:

  • Cortes versus the Aztecs and Pizarro versus the Incas
  • The beheading of Mary, Queen of Scots
  • The Duke of Alba and the Dutch Revolt
  • The Gunpowder Plot against King James
  • Stories from Jamestown, Plymouth and every other English colony
  • Slavery and indentured servitude in the colonies
  • Stories from New France, New Netherland and New Sweden
  • The Thirty Years’ War between Catholics and Protestants in the Holy Roman Empire
  • The English Civil War and the beheading of King Charles I
  • The Puritan Migration
  • Bacon’s Rebellion in Virginia and King Philip’s War in New England
  • The Restoration of the Monarchy under King Charles II
  • The Great Plague of London and the Great Fire of London
  • Governor Edmund Andros and the Charter Oak of Connecticut
  • The Glorious Revolution of William and Mary
  • Stories from China, Japan, India, the Ottoman Empire, Russia and Prussia
  • La edad de oro de la piratería
  • The Salem Witch Trials
  • The French and Indian War and the British conquest of Canada
  • King Frederick the Great of Prussia and the Seven Years’ War
  • The rise of Catherine the Great, Empress of Russia
  • The Declaration of Independence, the Revolutionary War, the Constitution and the Bill of Rights
  • British penal colonies in Australia
  • King Louis XVI, Robespierre and the French Revolution
  • The rise of Napoleon and the French Empire
  • The fall of Napoleon and the Hundred Days
  • President George Washington and the Whiskey Rebellion
  • President John Adams and the Alien and Sedition Acts
  • President Thomas Jefferson and the Louisiana Purchase
  • President Andrew Jackson and the Indian Removal Act
  • The abolitionist movement in America
  • Nat Turner’s Rebellion
  • William Wilberforce and the abolitionist movement in Britain
  • President James Polk and the Mexican-American War
  • The Oregon Trail
  • John Sutter, Sam Brannan and the California Gold Rush
  • and many more!

Year Three is another important one for understanding Church History. It starts with major troubles between Catholics and Protestants in Europe. A look back at Mary, Queen of Scots shows how bad the trouble was during the Elizabethan era. For Mary was Catholic, while Elizabeth was Protestant. The Catholic side was so desperate to put Mary on the throne of England that Elizabeth locked Mary up for years—and finally beheaded her.

The Catholic side was no less desperate when the Protestant King James came along. Guy Fawkes planted a bomb that would have blown James and his Parliament sky-high, if James hadn’t uncovered the Gunpowder Plot at the last minute. But the worst trouble between Catholics and Protestants was the Thirty Years’ War, which started with the Defenestration of Prague in 1618. The Catholic side might have killed every Protestant in the Holy Roman Empire, if the Protestant side hadn’t found help from outside.

Meanwhile, conflicts in the Church of England were creating a burning desire for freedom of religion. The place to find it was in the American colonies, from Plymouth and Massachusetts to Connecticut, Rhode Island, Pennsylvania and more. We spend a lot of time with New England Puritans like William Brewster, John Cotton, John Winthrop, Anne Hutchinson, Roger Williams and John Eliot. We also meet devoted Quakers like George Fox, Mary Dyer and William Penn. Their devotion helped make freedom of religion a permanent part of the American experience, written into the Bill of Rights.

Back in England, all those church conflicts nearly tore the country apart. The English Civil War wrought havoc for years, until the Restoration of the Monarchy set King Charles II back on the throne. But the trouble wasn’t over for when Charles II died, a rumor spread that he had turned Catholic near the end. If Charles II wasn’t Catholic, then his brother James II certainly was. It took an invasion from James’ daughter Mary and her husband, William of Orange, to make England Protestant again. After the Glorious Revolution of William and Mary, the English Bill of Rights declared that England could never again have a Catholic monarch.

The next few decades saw less conflict and more faith. Great preachers like George Whitefield and John Wesley drew so many listeners that no church could hold them all. They took to preaching outdoors before crowds that numbered in the tens of thousands. So began the First Great Awakening, which renewed faith on both sides of the Atlantic.

Church History topics covered in Year Three include:

  • John Knox and the Scottish Reformation
  • The Duke of Alba and the Dutch Revolt
  • The Authorized Version of the Bible, a.k.a. the King James Version
  • The Massacre of the Huguenots at Matanzas Inlet, Florida
  • William Brewster and the Pilgrims of Plymouth Colony
  • John Winthrop and the Puritans of Massachusetts Bay Colony
  • The Pulpit War and the banishment of Anne Hutchinson
  • Thomas Hooker and the founding of Connecticut
  • Roger Williams and the founding of Rhode Island
  • George Calvert and the founding of Maryland
  • John Milton and “Paradise Lost”
  • John Bunyan and “Pilgrim’s Progress”
  • John Eliot and the Praying Indians of Massachusetts
  • George Fox and the Quaker movement
  • The hanging of Mary Dyer in Boston
  • Margaret Wilson and the Scottish Covenanters
  • The Twenty-six Martyrs under Hideyoshi of Japan
  • The Salem Witch Trials
  • Great Awakening preachers like Jonathan Edwards, George Whitefield and John Wesley
  • The Moravian Pentecost
  • Brave missionaries like John Williams in the South Pacific, William Carey in India and Adoniram Judson in Burma
  • William Wilberforce and the abolitionist movement in Britain
  • Stories from the Second Great Awakening
  • and many more!

Year Three is our first year that includes U.S. Geography. As always, we cover the geography we need to understand our history lessons. For example, we cover the Chesapeake Bay before we study Jamestown, and the Gulf of St. Lawrence before we study the French colonies in Canada.

Geography topics covered in Year Three include:

  • The James River and the Chesapeake Bay
  • The Great Lakes, the St. Lawrence Seaway and the Gulf of St. Lawrence
  • The Hudson River and Manhattan Island
  • The Delaware River
  • The Point of Fork and the Ohio River
  • The Mississippi and Missouri Rivers
  • The Louisiana Purchase
  • Major features of India, China and Japan
  • and many more!

BP Year Three is divided into six units:

  • Unit 1: The New World (6 weeks)
  • Unit 2: Western Europe (6 weeks)
  • Unit 3: Asia and Eastern Europe (6 weeks)
  • Unit 4: The American Revolution (5 weeks)
  • Unit 5: The Age of Napoleon (5 weeks)
  • Unit 6: Rebellion and Repression (6 weeks)

All BP materials have 34 chapters for a 34-week school year. If you follow a typical 36-week school year, then that leaves two extra weeks for field trips, parties and so on.


Ver el vídeo: El ateo y el creyente - ilustración - WAWYS CHANNEL (Agosto 2022).